Nuestra gama de servicios


Si su mascota está enferma, ofrecemos un tratamiento rápido y eficaz, siempre teniendo en consideración al animal. En muchos casos, un chequeo preventivo permite detectar las enfermedades en su fase inicial y facilita el tratamiento.

Un vistazo a los servicios que ofrecemos

• Medicina general
• Vacunación de perros, gatos, conejos y hurones, certificados de salud y consejos para viajes al extranjero.
• Marcaje electrónico (microchip)
• Desparasitación
• Cirugia general
• Acupuntura
• Rayos X
• Hospitalización
• Servicio a domicilio
• Asesoría nutricional para cachorros, animales con sobrepeso y roedores, así como para diversas patologías (alergias a alimentos, diabetes mellitus, patologías renales y hepáticas)

 
 
 

Análisis de laboratorio

Equipo de análisis de sangre para supervisión de diabetes mellitus, patologías renales, etc.

• Análisis de hongos y bacterias.

• Exámenes microscópicos de presencia de parásitos en sangre, heces y piel.

Además de una tienda especializada y zona de lavado y secado - incluyendo la peluquería

Novedad: tratamientos menos agresivos con métodos alternativos

Ahora ofrecemos métodos curativos alternativos, como acupuntura y homeopatía.

¿Tiene alguna consulta que hacernos? Estaremos encantados de atenderle. Llámenos al 968 862 178 o utilice nuestro formulario de contacto.


CONSEJOS PARA TU MASCOTA

Desde esta sección abordaremos varios consejos para ayudarte a cuidar a tu mascota. Desde pautas en la nutrición, así como la prevención de parásitos (internos y externos), cuidados dentales y algunos problemas comunes como la displasia (de codo o cadera).

 

Consejos sobre nutrición para tu mascota

Una buena nutrición es tan importante para la salud de su mascota como para la suya propia. Su mascota necesita una dieta balanceada para mantenerse sana. A diferencia de los humanos, la dieta diaria de una mascota es igual todos los días. Por esta razón, esta dieta única debe satisfacer todas las necesidades nutricionales, de proteínas, vitaminas, grasas y minerales.

Una buena nutrición beneficiará la salud de sus mascotas en general, evidenciándose en el buen aspecto de su piel y pelo. La nutrición adecuada hace que el organismo de su mascota funcione óptimamente, brindándole una óptima salud y una vida larga y feliz.

Veamos algunos de los valores nutricionales que debe contener la dieta para su perro o gato:

La ingesta de proteínas es fundamental para la salud del animal. Las proteínas aportan los aminoácidos necesarios para la formación y crecimiento de huesos, músculos, pelo, piel y el cuerpo en general. Las proteínas son una parte esencial en la dieta de su mascota. El alimento para perros debe contener un 20% de proteínas, mientras que el alimento para gatos deberá contener un 30%.

Los gatos son carnívoros, lo que significa que necesitan proteínas de la carne. Tienen necesidad de proteínas en general. Los perros son omnívoros como los humanos, así que pueden aprovechar tanto la carne como los vegetales. De hecho, los perros se las pueden arreglar muy bien con una dieta vegetariana balanceada, mientras los gatos no podrán hacerlo, ya que necesitan más cantidad de proteínas.

Las grasas de la dieta proporcionan la mayor parte de los requerimientos calóricos y ácidos grasos esenciales. En realidad, la "grasa" es el ingrediente más caro en la dieta de la mascota. Por esta razón, las empresas menos reputadas en la industria alimenticia de mascotas, es decir, aquellas que fabrican piensos de baja calidad, no cumplen con los requisitos de calidad y cantidad de grasas que deben tener los alimentos para mascotas. Una dieta con grasas de mala calidad o en cantidad inadecuada hará que su mascota tenga un pelo deslucido y su piel no sea tan fuerte. Hay algunas fábricas de piensos para mascotas que añaden ácidos grasos esenciales extra a sus alimentos para ayudar a mejorar el aspecto del pelo y la piel. Trate de alimentar a su mascota con estos últimos. No escatime en calidad.

La fibra (proveniente de las plantas) es la parte del alimento que no se digirer. Una cantidad mínima de fibra es imprescindible para una digestión adecuada. Sin el mínimo de fibra necesario, las mascotas sufren de diarrea, que luego puede resultar en problemas de salud más graves.

Los piensos de baja calidad contienen mucha cantidad de fibra porque es más barata que los ácidos grasos. La cantidad excesiva de fibra hará que su animal produzca más deposiciones que lo normal. Si su perro o gato toman un porcentaje adecuado de fibras en su dieta, usted no tendrá que ir permanentemente tras él con la bolsita de residuos.

Vitaminas y minerales son fundamentales para la salud de su animalito, aunque no se necesitan en cantidades tan grandes. El calcio y el fósforo (parte de los huesos), el sodio (parte esencial del sistema enzimático) y el hierro (componente de la hemoglobina) son algunos de los minerales necesarios para salud y la nutrición adecuada de su mascota.

El último ingrediente a tener en cuenta son los conservantes. Contra lo que se cree, en el caso de los piensos preparados los conservantes son necesarios para evitar la oxidación del alimento. Sin los conservantes, los ingredientes del alimento balanceado perderían valor nutricional rápidamente.

Éstas son, entonces, las consideraciones nutricionales básicas que usted debe recordar para alimentar a su mascota. Una dieta que cumpla con estos requisitos le asegurará a su perro o gato bienestar y buena salud.

Cuidados dentales para tu mascota

Cuidar los dientes de tu perro es muy importante para ayudar a mantener su salud. Mucha gente no se da cuenta de esto y simplemente deja que sus perros pasen toda la vida sin siquiera una simple inspección dental.

El cuidado de los dientes de tu perro debe empezar cuando aún es un cachorro. Esto te permitirá educarlo correctamente para permitir el cepillado y las inspecciones en la boca.

La falta de salud dental puede ocasionar muchos problemas en tu perro, incluyendo caries, infecciones generalizadas cuando una bacteria pasa al torrente sanguíneo o incluso la agresión causada por el dolor y la inflamación. Por eso, muchos veterinarios recomiendan cepillar diariamente los dientes de tu perro. También es por eso que hoy en día existen varios productos para la higiene oral de los perros, tales como dentífricos especiales para perros, juguetes para limpiar los dientes y cepillos especiales para facilitar la limpieza.

Antes de empezar a cepillar los dientes de tu mascota, debes tener en cuenta que no debes usar productos para humanos, sino productos especiales para perros. Muchos productos elaborados para uso en humanos son dañinos para los perros, así que consulta con el veterinario antes de limpiar los dientes de tu perro. Nunca uses dentífrico para humanos, ya que puede ser dañino para tu perro.

EDUCAR A TU PERRO PARA LA INSPECCIÓN DE RUTINA Y EL CEPILLADO DENTAL

Tendrás que educar a tu perro para que permita la inspección rutinaria de su boca y el cepillado de sus dientes. De otra forma, te será imposible realizar estas actividades con frecuencia.

Para enseñarle a tu perro a dejarse revisar y cepillar los dientes, es mejor acostumbrarlo desde cachorro. Simplemente toca su boca con suavidad, sin sujetarla. Cuando él acepte esta manipulación tranquilamente, dale una recompensa de comida.

Poco a poco acostumbra a tu perro a aceptar que metas tus dedos en su boca, recompensándolo con un poquito de comida cada vez que te permita hacerlo. Cuando puedas hacer esto, puedes empezar a frotar sus dientes con un algodón empapado de dentífrico para perros. Estos dentífricos suelen tener un sabor agradable para los perros.

Poco a poco, tu perro aceptará mejor las manipulaciones en su boca. En ese punto, puedes empezar a usar un cepillo de dientes para perros. Asegúrate de usar uno blando y de no frotar demasiado. Quizás te resulte más útil un cepillo "de dedo", que se puede fijar en tu dedo. De esta forma, será más una caricia que un cepillado.

Haz de esta actividad una rutina de cinco minutos cada día hasta que tu cachorro se haya acostumbrado a las inspecciones orales y al cepillado de dientes.

PRODUCTOS DE HIGIENE ORAL PARA PERROS

Existen muchos productos para mantener la salud dental de tu perro. Obviamente, los primeros a mencionar son los cepillos de dientes y los dentífricos para perros. Recuerda que no debes usar productos para humanos porque pueden ser dañinos para tu perro.

Otros productos de limpieza dental para perros, y que son más fáciles de usar, son los juguetes "limpiadores". Éstos son juguetes masticables diseñados especialmente para limpiar los dientes de tu perro. Muchos de ellos vienen en forma de hueso, pero pueden venir en cualquier forma. 

También existen otros juguetes, que vienen en forma de cuerdas y que ayudan a mantener la higiene dental de tu perro mediante juegos. Si compras estas cuerdas, no las dejes todo el tiempo con tu perro, ya que podría destrozarlas y tragarse los pedazos. Dáselas solamente cuando puedas supervisar a tu cachorro.

Antes de comprar cualquiera de estos productos de higiene canina, consulta con el veterinario. Él te podrá indicar cuáles son los mejores y más seguros para tu perro.

LIMPIEZA DENTAL EN EL VETERINARIO

Aún cuando mantengas en buen estado la salud dental de tu cachorro, llegará un momento en que necesite una limpieza dental. Esta limpieza es similar a la que realizan los dentistas a las personas, pero tu perro deberá estar anestesiado. La anestesia para estos procedimientos es ligera y, con la tecnología actual, suele ser muy segura. De cualquier manera, es el veterinario quien debe aconsejarte al respecto.

Recuerda, habla con el veterinario para que te asesore mejor y limpie los dientes de tu perro.

Prevención de parásitos

Los parásitos de los animales son en mayor o menor medida conocidos: todos hemos oído hablar del "quiste", las pulgas, las lombrices intestinales o las garrapatas. Sin embargo, no es del dominio general la posibilidad de prevenir que nuestras mascotas sufran estas indeseables "compañías".

Los últimos estudios sobre carga parasitaria en el medio urbano hacen que nuestra preocupación por este tema vaya en aumento, ya que los veterinarios somos los responsables de transmitir esa información, de que los propietarios de perros y gatos sepan qué parásitos pueden afectar a sus pequeños amigos y qué consecuencias pueden tener, no sólo sobre ellos, sino también sobre los demás miembros de la familia.

Existen muchos tipos de parásitos, así que lo primero que haremos será clasificarlos en internos y externos, según vivan dentro o fuera de nuestras mascotas.

PARÁSITOS INTERNOS

Los parásitos internos que más conocemos todos son las lombrices y las tenias. Pero hay otros parásitos que viven en células sanguíneas o también en el intestino, y que por su pequeño tamaño o su localización, no son tan conocidos.

Las lombrices son gusanos redondos, que se asemejan a un cordón, y la mayoría viven en el intestino, provocando adelgazamiento, diarreas, vómitos, pérdida de peso, hinchazón del abdomen, pelaje sin brillo, etc., según la cantidad que haya en el animal, su edad, y otras circunstancias. Muchas se transmiten directamente de la madre durante la gestación y/o la lactación, y otras por contacto de nuestras mascotas con las heces de animales parasitados.

Sin embargo, hay otras lombrices que viven en sitios diferentes, como la filaria, que cuando es adulta vive en el corazón, produciendo lesiones muy graves e incluso la muerte. Este parásito se transmite mediante la picadura de un mosquito a nuestro animal, que previamente había picado a un animal infestado.

Las tenias son gusanos planos, parecidos a una cinta, y producen síntomas similares a las lombrices intestinales. Se transmiten por las mismas vías, y algunas son muy conocidas, como la que produce el quiste hidatídico (ésta es más frecuente en perros que viven en el campo, ya que es transmitida por heces de ovejas y otros rumiantes que contaminan el agua, por lo que también puede llegar al hombre por verduras mal lavadas, etc., y no sólo por el perro). Otras son transmitidas por las pulgas. Para prevenir este problema, recomendamos la desparasitación cada 3 meses con unos comprimidos que le recomendará su veterinario.

Es importante resaltar que el hecho de que no veamos lombrices o tenias en las heces de nuestro animal, no quiere decir que no las tenga, ya que ellas viven en el intestino y no saldrán por sí solas a no ser que haya muchísimas o que las matemos con un antiparasitario. Los que sí se eliminan en las heces, son los huevos de estos parásitos, pero son microscópicos y no pueden verse a simple vista. Los huevos constituyen la principal fuente de transmisión de estas parasitosis.

Vamos a hablar ahora de esos otros parásitos internos menos "famosos":

Hay algunos que parasitan el intestino produciendo enfermedades a veces graves, como las giardias, los coccidios, etc. Estos parásitos producen síntomas parecidos a los de lombrices y tenias pero no responden a los antiparasitarios usuales y necesitan de un tratamiento médico adecuado que su veterinario pondrá una vez diagnosticado el problema. Otro parásito que se multiplica en el intestino, no sólo de nuestros animales de compañía, sino también de las personas, es el que produce la toxoplasmosis, normalmente sin síntomas, pero que en determinados casos (como la gestación, o embarazo en el caso de las mujeres) puede producir daños importantes. Si está usted embarazada y tiene un animal de compañía, no hay por qué preocuparse, pero consúltenos su caso. Despejaremos sus dudas y se sentirá más tranquila. Otros parásitos internos viven en los glóbulos blancos de la sangre, como la leishmania, que se transmite por un mosquito, o la ehrlichia, que es transmitida por garrapatas, así como la borrelia.

Algunos parasitan los glóbulos rojos, como la babesia, transmitida también por garrapatas, y otros viven en las plaquetas. Todos estos parásitos producen enfermedades graves al animal, con síntomas generales como apatía, falta de apetito, adelgazamiento, fiebre, problemas de la piel o de las articulaciones, hemorragias,... Además algunas pueden transmitirse a personas inmunodeprimidas, por lo que su control es muy importante. Si su animal sufre alguno de estos síntomas, por favor, contacte con su veterinario para diagnosticar lo antes posible la enfermedad: así su mascota tendrá más posibilidades de respuesta al tratamiento.

PARÁSITOS EXTERNOS

En cuanto a los parásitos externos, nos encontramos con una gran variedad, aunque los más conocidos son las pulgas y las garrapatas. Las pulgas son unos insectos de pequeño tamaño, pero visibles, y de color rojizo o negro, que corren mucho y saltan entre el pelo de nuestros animales. Se alimentan de la sangre de nuestras mascotas, y si las buscamos, es posible tanto verlas a ellas corriendo por su abdomen, como ver unas pequeñas partículas negruzcas en el pelo de nuestros perros y gatos, y que son, ni más ni menos que sus heces. Además podemos sospechar su presencia porque producen mucho picor, sobre todo en la zona final del dorso, axilas e ingles. En algunos animales producen una dermatitis alérgica y en otros, así como en las personas, sólo las picaduras propiamente dichas.

Por otro lado, pueden ser transmisoras de un tipo de tenia. Actualmente hay muchos productos para el control de las pulgas, desde los que simplemente las matan pero no previenen que nuestra mascota vuelva a cogerlas, por lo que realmente no resuelven el problema, hasta otros que además de matarlas, también eliminan las formas más abundantes, que son los huevos y larvas, y previenen durante un tiempo determinado la reinfestación.

En lo referente a las garrapatas, se trata de arácnidos y pueden ser de dos tipos: blandas o duras. Las garrapatas duras son las más frecuentes en nuestros animales de compañía, y pertenecen a varias especies que presentan algunas diferencias entre ellas. Estos parásitos, a diferencia de las pulgas, se mantienen quietos sobre un punto de la piel, donde se fijan gracias a su potente boca, y empiezan a alimentarse de sangre. Es frecuente ver a una garrapata grande, rodeada de otras más pequeñas. En realidad se trata de una hembra que se está alimentando de sangre, rodeada por varios machos. Aparte de su aspecto repugnante y de las picaduras que les producen a nuestro animal, son bastante peligrosas porque transmiten enfermedades graves como las que hemos descrito al hablar de los parásitos internos. Además, cuando se encuentran en gran cantidad, pueden producir pérdidas importantes de sangre. Es necesario saber también que es difícil quitar una garrapata cuando está viva, y corremos el riesgo de dejar parte de su cabeza dentro de la piel de nuestro amigo, lo que puede ocasionarle desde una infección a una reacción alérgica grave; por eso, lo mejor es rociar el parásito con un producto adecuado (o, si no lo tiene a mano, con un algodón impregnado en alcohol), dejar que muera, y pasado un tiempo tirar de ella con cuidado.

Otras veces vemos gran cantidad de garrapatas muy pequeñas en los animales. Éstas pueden ser garrapatas blandas, o bien garrapatas duras en estado de larva o ninfa.

En general, todas las garrapatas se pueden prevenir con los mismos productos, de los cuales hay varias formas de aplicación: collares, pipetas o sprays que se aplican con determinada frecuencia impidiendo que estos parásitos se suban a nuestro perro o gato, o en todo caso, que se fijen a él.

Hablaremos ahora de otros parásitos externos más pequeños: los ácaros. Se trata también de arácnidos y viven dentro o sobre la piel de los animales, alimentándose de ella o de sus secreciones. Hay varios tipos: ácaros de los oídos, que producen picor en esta zona y secreción oscura en los mismos, por lo que los animales se rascan las orejas causándose ellos mismos heridas y costras en esa zona; ácaros de la sarna, que pueden dar lugar a zonas sin pelo sobre todo en la cara, el pecho y las patas, especialmente en cachorros y animales inmunodeprimidos, si se trata de sarna demodécica, o gran irritación y picor muy intenso por todo el cuerpo si es una sarna sarcóptica; otras sarnas que vemos con menos frecuencia son la sarna notoédrica, que afecta más a los gatos y a veces a los conejos, y la cheiletielosis, producidas por otros ácaros y que también producen picor, costras y caspa.

Algunos de estos ácaros pueden transmitirse a las personas, por lo que su control es importante. En el caso de que su mascota tenga alguno de los síntomas descritos, su veterinario cogerá una muestra de la lesión para mirarla al microscopio, pero por desgracia, algunos de estos ácaros son muy difíciles de encontrar, por lo que a veces es necesario hacer un análisis de sangre para detectar su presencia. En general las enfermedades producidas por ácaros responden bien al tratamiento, aunque éste es largo y se necesita gran constancia y recogida de muestras de piel periódicas para su control. Por último, vamos a hablar de los piojos. También llamados “caspa andante” por su semejanza con pequeñas partículas de caspa amarillenta pero que se mueven, son unos parásitos que vemos con muy poca frecuencia y su tratamiento es muy sencillo porque basta con aplicar un producto específico en pipetas o spray para eliminarlos.

Para terminar esta revisión general de las parasitosis que más frecuentemente afectan a nuestros pequeños amigos (aunque a veces son realmente grandes), queremos señalar que siempre el mejor tratamiento es la prevención. Consulte con su veterinario: es el profesional adecuado para informarle y aconsejarle sobre este tema.

Prevención de la displasia

La displasia de cadera es una enfermedad que afecta en mayor medida perros de gran tamaño o de rápido crecimiento. Los dolores que produce harán que tu mascota pase de correr y saltar a no poder levantarse.

A los perros de rápido crecimiento no les da tiempo a fortalecer sus articulaciones y huesos para soportar el peso de su cuerpo.Mucha gente cree que el mejor remedio para esta enfermedad es sacrificarlos, pero con un buen tratamiento se puede conseguir que lleven una vida normal. La solución más racional es la castración, ya que es una enfermedad hereditaria.

CUANDO SE PRODUCE

Los perros con mayor predisposición genética son el Pastor Alemán, el Labrador, el Rottweiler, los Mastines, el Terranova, el Golden Retriever y demás canes de gran tamaño. La enfermedad no tiene por qué manifestarse cuando son cachorros, quizá se diagnostique más tarde de lo normal. El método más común de retrasarla es manteniendo al animal con un peso adecuado. 

Si tu perro tiene posibilidades de sufrir esta enfermedad, es recomendable que le hagas revisiones periódicamente, sobre todo, si tiene dificultades de movimiento. Dichas revisiones se suelen empezar a los 3-4 meses de edad.

CONSEJOS PARA REDUCIR EL DOLOR

Lo más aconsejable es llevarle a nadar dos veces por semana y dejar que disfrute del baño todo lo que quiera, pero evitando en todo momento que se agote. Aunque al principio le cueste más, descubrirás que con el tiempo se encontrará más a gusto en el agua.

Otro punto en el que coinciden estos dos expertos es la alimentación. La cadera es la que resiste el peso del cuerpo y, en este tipo de enfermedades, la obesidad pasa de ser un problema a convertirse en una grave complicación. El ejercicio diario será un paso más para remitir el dolor. Es conveniente que lo saques a pasear dos veces al día durante veinte minutos. Es esencial que sigas el paso de tu fiel amigo para que no se sienta incómodo ni haga demasiados esfuerzos: el exceso será contraproducente.

NUESTRA AYUDA ES FUNDAMENTAL

Resultará primordial que no hagas caso en todo momento a las apetencias de tu animal de compañía. Muchas veces ellos no quieren realizar tareas simples por el esfuerzo que conllevan, sin embargo nosotros sabemos que su realización será beneficiosa para paliar esta dolencia.

La temperatura del lugar en el que se encuentre tu mascota es muy significativa, ya que el ambiente frío no ayuda a la movilidad de los huesos, así que se aconseja ponerle una bolsa de agua caliente por la noche para que el músculo se relaje y las molestias cesen. Así, podrá disfrutar del placer de estar tumbado. Asimismo, el masaje terapéutico es ideal para los animales, pues les produce un agradable placer. Gracias a esta técnica, se distenderá la zona muscular afectada, aliviando sensiblemente el dolor.

Este tratamiento es bastante general, así que si ves que tu cachorro se inhibe del juego y no quiere hacer determinados ejercicios, es mejor que acudas al veterinario porque hay varios grados de displasia y cada uno tiene un pronóstico y tratamiento diferente.


TU ESPACIO LEGAL

¡Este espacio te interesa!

Dispones de la información legal para tu mascota; desde protección y tenencia animal, identificación...así como todo lo necesario si vas a realizar algún viaje y te la quieres llevar contigo

 

Protección y tenencia de animales

¿Qué obligaciones legales y sanitarias tengo como propietario de un perro? ¿Puedo tener en casa todos los perros que quiera? Voy a comprarme un perro, ¿debo pedir algún papel en la tienda?

Animales potencialmente peligrosos

Información de interés en el siguiente enlace sobre los animales peligrosos.

Identificación

¡Descubre cómo hay que marcar correctamente a tu mascota!

 

Pasaporte animales para la UNIÓN EUROPEA

Si tienes pensado viajar con tu mascota, te indicamos todo lo que tienes que saber y documentación a presentar para que tener un feliz viaje. Si necesitas alguna otra información, háznosla llegar a través del formulario de contacto.

 
 

Estos son los procedimientos mas comunes que hacemos en nuestra clínica...

LA ARTROCENTESIS

La artrocentesis es la inserción a través de la piel de una aguja en una articulación para recoger líquido sinovial y analizarlo después.


¿CUANDO ESTA INDICADO HACERLA?

Se utiliza tanto para tomar muestra cuando existe sospecha de enfermedad articular inflamatoria como para la administración de agentes terapéuticos.


¿COMO SE REALIZA?

Dependiendo de cada caso puede ser necesario anestesiar o sedar al animal.

Se rasura y se prepara asépticamente la piel que recubre la articulación afectada. Se introduce la aguja acoplada a una jeringa a través de la piel y los tejidos hasta llegar a la cavidad sinovial.Después de aspirar debe producirse la aspiración del líquido sinovial. El líquido se introduce en tubos con anticoagulante EDTA para su estudio citológico o a otros con otros medios dependiendo del tipo de estudio que se desee realizar.


ASPIRACIÓN CON AGUJA FINA 

Se realiza para obtener una muestra de células de una masa o bulto para realizar posteriormente un examen citológico. Conseguimos células de un tejido o de un “bulto” y luego se visualizan con el microscopio. Es un procedimiento diagnóstico bien tolerado por nuestros pacientes (a veces puede ser necesario sedar a alguno) y es prácticamente indoloro ya que se usa una aguja no muy gruesa.

Una vez que obtenemos las células, hay que extender la muestra en un portaobjetos (lámina de vidrio). Luego se deja secar al aire, se fija con un alcohol y se tiñe. Ahora la muestra está preparada para verla al microscopio.

La citología permite diferenciar un tumor de una inflamación o de una hemorragia de manera rápida y con pocos efectos adversos. Normalmente no se usa para dar un diagnóstico definitivo, no le da nombre a un tumor, pero nos orienta sobre el tipo y malignidad de la lesión. Para tener un diagnóstico exacto (tumor con “nombre y apellidos”) será necesario recurrir a la BIOPSIA tomando ya un trozo de tejido de la lesión y mandándolo a un laboratorio especial para su estudio.


ELECTROCARDIOGRAMA

Por definición es el registro de los potenciales eléctricos de las células miocárdicas (medida en milivoltios) que se produce durante la despolarización y repolarización cardiaca, es decir durante la sístole y la diástole ( medida en segundos), por tanto es el registro de la actividad eléctrica del corazón Dicha actividad puede estar influenciada por factores cardíacos (alteraciones cardíacas en sí, anatómicas, alteraciones en el sistema de formación y conducción de impulsos) y factores extracardíacos ( alteraciones en los electrolitos, potasio sobre todo, equilibrio ácido-base, alteraciones endocrinas: Cushing, Adison, Hiper o Hipotiroidismo, catecolaminas, uremia, anemia, alteraciones cerebrales, etc...)


¿Para qué sirve un electro? ¿Qué podemos diagnosticar? 

ECG supone una herramienta indispensable como método complementario, además de ser muy barata y sencilla de realizar, dentro de la cardiología veterinaria, interpretado detenidamente y como parte del cuadro clínico, ya que de él se puede sacar información acerca de la frecuencia cardiaca, ritmo cardíaco, datos sobre hipertrofia/ dilatación de cámaras ( que hay que confirmar con eco-cardiografía), presumir la existencia de cardiomiopatías ( degeneración e isquemias cardíacas), datos sobre alteraciones electrolíticas, metabólicas y algunas enfermedades endocrinas ( ya que determinan alteraciones en cuanto a morfología, conducción y excitabilidad ) y por supuesto, como método diagnóstico de arritmias y alteraciones en la conducción producidas por cualquier patología cardiaca o extracardiaca ( así, muchas veces las arritmias auriculares suelen tener más una causa cardiaca ( cardiomiopatía dilatada, alteraciones valvulares), mientras las ventriculares más por una causa extracardiaca ( anemia, uremia, alteraciones potasio, patologías abdominales...). Aporta información sobre la actividad eléctrica pero no de la actividad mecánica, se ha de asociar siempre a una eco-cardiografía y obviamente a una buena exploración física y anamesis.

Además se debe de tener en cuenta que un animal puede estar gravemente enfermo y tener un trazado eléctrico normal o tener un corazón normal pero manifestar una grave patología extracardiaca ( Cushing, alteración tiroidea, pancreatitis...) que influya sobre el corazón gravemente. No existe ningún trazado específico de patología cardiaca, el ECG orienta a un diagnóstico. Además las taquicardias ventriculares y auriculares son difíciles de detectar con la auscultación, sólo un ritmo acelerado. Nos hemos de apoyar con un buen trazado ECG junto a la búsqueda de otros signos, pulso débil, pulso yugular...


ENDOSCOPIA

La endoscopia digestiva es una técnica diagnóstica de patologías gastrointestinales cada vez más usada en la clínica de pequeños animales.

Nos permite observar macroscópicamente esófago, estómago y parte de duodeno (endoscopia digestiva superior) o parte de colon y recto (endoscopia digestiva inferior), así como realizar una toma de biopsias de las zonas afectadas sin necesidad de recurrir a cirugía abdominal. La esofago-gastro-duodenoscopia es la técnica endoscópica que más frecuentemente utilizamos en la clínica de pequeños animales.

Las patologías digestivas, junto con los problemas dermatológicos, es uno de los principales motivos de consulta en la clínica diaria. Con frecuencia, para llegar a un diagnóstico definitivo de una patología gastrointestinal, es necesario recurrir como último paso de un protocolo minucioso de diagnóstico, a una endoscopia con toma de biopsias para su posterior análisis anatomopatológico. Es una técnica altamente sofisticada que permite una exploración y diagnóstico muy precisos, por lo que nos ayuda a emitir un tratamiento más adecuado y un pronóstico exacto de la patología en cuestión.

Es útil en numerosos casos para la extracción de cuerpos extraños gástricos o de la primera porción de duodeno, sin necesidad de recurrir a laparotomía, técnica más invasiva y con mayores riesgos. Consiste en introducir por la boca o el ano del animal en cuestión, un tubo con una microcámara que nos permite observar macroscópicamente lo que está sucediendo en el sistema digestivo a tiempo real. Es necesaria una anestesia inhalatoria para poder llevar a cabo el examen. 

La endoscopia también se utiliza como método de diagnóstico en numerosas patologías respiratorias (rinoscopia) y nos permite visualizar y evaluar estructuras respiratorias como cavidad nasal, tráquea y bronquios principales, en busca de masas, cuerpos extraños (muy frecuentemente espigas), procesos infecciosos… 


ESTERILIZACIÓN

Es habitual esterilizar a las mascotas con el fin principal de evitar el nacimiento de animales no deseados, pues muchos son abandonados por no poder ser mantenidos o cuidados. La esterilización consiste en una operación que siempre debe ser realizada por un veterinario. El objetivo es eliminar definitivamente el celo y la reproducción del animal.

El proceso es diferente dependiendo de si se trata de un macho o una hembra pero, en cualquier caso, el animal es sometido a anestesia general.Para las hembras, la intervención consiste en la extirpación de los ovarios, el útero o ambos, mientras que si se trata de un macho, se procede a la extirpación de los testículos. Según los expertos en el tema, es muy poco probable que se produzcan complicaciones en este tipo de operaciones, siempre y cuando se realice a partir de los seis o siete meses de edad del animal.


LIMPIEZA BUCAL

El problema del mantenimiento de la higiene oral no es solamente el mal olor de la boca de nuestros compañeros, sino los problemas de salud que ello acarrea. Las bacterias que forman parte de la placa bacteriana pueden producir abscesos dolorosos, problemas oculares, la caída de los dientes y lo que es aún más grave: infecciones de las válvulas del corazón dando lugar a problemas cardiacos muy serios.

Muchas veces cuando lo detectamos la única solución que nos queda es recomendar el paso por el quirófano para realizar una limpieza bucal a fondo, y eso efectivamente soluciona el problema. Pero si luego no realizamos ninguna pauta de prevención es cuestión de tiempo (dependerá del animal y de la raza) que necesite otra de nuevo.

En African nos esforzamos mucho en realizar una buena medicina preventiva, es decir, evitar el problema antes de que se produzca, y por eso recomendamos una serie de acciones que podéis realizar fácilmente y que serán vuestro mejor aliado en este empeño.


MIELOGRAFÍA

Es la técnica mediante la cual se introduce un medio de contraste positivo en elcanal sub aracnoídeo (para la mielografía) o en el espacio epidural (epidurografía) a fin de evaluar la integridad de médula espinal que afecta la zona intra medular, extra medu-lar - intradural o extradural.

Indicaciones: 

        Evaluación de mielopatías clínicas transversas.

        Hernia de disco intervertebral.

        Inestabilidad lumbosacra.

        Neoplasias, abscesos, hematomas, malformaciones congénitas, fracturas.

        Evaluación pre quirúrgica.


EXTRACCIÓN DE SANGRE

Es necesaria una buena técnica de extracción de sangre, para minimizar el estrés en el animal y evitar al mismo tiempo la hemólisis, ya que ambos factores pueden alterar el nivel de ciertos componentes de plasma sanguíneo. Para preparar la piel para la extracción de sangre puede ser necesario rasurar el pelo para lograr una mejor visualización de la vena.

Luego se debe limpiar la zona de venipunción con alcohol para identificar mejor la vena y eliminar la contaminación macroscópica de la piel y el pelo. Se puede realizar la extracción de sangre usando principalmente la vena yugular, cefálica y safena.

Normalmente, a no ser que sea un perro muy pequeño, un cachorro o en muchas ocasiones un gato, se realiza la extracción en la vena cefálica, la que discurre por encima de la extremidad delantera. La vena yugular se usa frecuentemente en cachorros y gatos pero cualquiera de las opciones es correcta. Para sacar sangre hay que canalizar cualquier vena.


CONTROL DEL DOLOR

El fenómeno del dolor en los animales se considera un problema aún no resuelto, al cual cada vez se presta mayor interés y atención, mientras que el tema del tratamiento del dolor en los animales surge continuamente en la lista de prioridades tanto de los investigadores, como de los veterinarios y propietarios de animales. Cada vez se entiende mejor que los animales experimenten el dolor como una "sensación desagradable, a partir, en primer lugar, de las semejanzas en la estructura y función neuroanatómica entre los animales y los seres humanos, y en segundo lugar en las semejanzas, a grandes rasgos, entre los esquemas de respuestas a estímulos nociceptores de las personas y animales.

La demanda de información sobre las posibles formas de terapia analgésica en las diferentes especies animales, crece cada vez más como consecuencia de estos factores y también por el aumento de la conciencia ética sobre el tema del dolor y del malestar en los animales.

Para el alivio eficaz del dolor en perros se puede elegir un tratamiento local o una terapia analgésica sistémica. Las técnicas locales incluyen la infiltración del área quirúrgica, o, si se apunta con más precisión, al suministro nervioso a un área específica (bloqueo de la conducción, anestesia epidural). Los fármacos empleados actualmente para este fin incluyen, además de los anestésicos locales típicos como lidocaína o bupivacaína, también fármacos de la clase opiáceos o alfa-2 agonistas. Generalmente estos fármacos se administran juntos por vía epidural con analgésicos locales para obtener un alivio del dolor intenso y de larga duración.


Leishmaniosis Canina | enfermedad del mosquito

La Leishmaniosis canina es una enfermedad grave, incluso mortal para tu perro. Descubre cómo protegerlo.


La Leishmaniosis canina es una enfermedad frequente en España

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave en el perro, causada por un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania.

El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas, en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, este se complica observándose en muchos casos síntomas relacionados con insuficiencia renal.


La enfermedad no distingue ni entre sexos ni entre razas de perros

Entre otros lugares geográficos, la leishmaniosis canina aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea, incluyendo Portugal, España, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos. En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León. Se observa en otras regiones pero con menos intensidad.

La enfermedad se transmite a través de un mosquito, llamado flebotomo. De ahí que, si hay mosquitos, hay riesgo de contagio. La temporada de peligro comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano. Durante el invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas de España encontramos mosquitos prácticamente todo el año y por consecuencia el peligro existe todo el año.


La leishmaniosis causa la muerte en la mayoría de los perros afectados

La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de los perros afectados por ella y que no reciben tratamiento y vigilancia posterior.

Si tu perro no recibe protección alguna, el riesgo de contagio varia de un 3% a 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

Hay varios tipos de Leishmania: Leishmania tropica, major, infantum.


Pienso que mi perro tiene Leishmaniosis, ¿ahora qué?

En el caso de que piense que tu perro padece de Leishmaniosis, visita a tu veterinario quien realizará una prueba analítica mediante una muestra de sangre de tu perro. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un gánglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos.

El período de incubación puede variar entre 3 meses y 18 meses. De forma excepcional, la enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años. Algunos perros son resistentes y, aunque reciban picaduras de los flebotomos, nunca mostrarán síntomas de la enfermedad siempre y cuando estén correctamente alimentados y no estén sometidos a estrés. Esta resistencia, probablemente, está determinada genéticamente.


El perro enfermo requiere atención veterinaria el resto de su vida

Básicamente se utilizan técnicas que nos permitan detectar el parásito (parasitológicas) o bien la respuesta defensiva del enfermo frente a éste. Cuando se tienen sospechas de que un animal padece leishmaniosis se utilizan varias pruebas al mismo tiempo a fin de asegurar el diagnóstico, entre ellas podemos citar la toma de muestras de la médula ósea o gánglio linfático a fin de visualizar el parásito, pruebas serológicas (IFI o ELISA) para controlar el grado de respuesta inmunitaria que el animal presenta y proteinograma.

En zonas endémicas de leishmaniosis canina, los perros, de forma rutinaria, se controlan anualmente mediante unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma temprana el posible contagio.


El tratamiento de la Leishmaniosis canina es caro y de por vida

Si observas los síntomas clínicos o sospechas que tu perro ha sido infestado, llévale a la clínica veterinaria para realizar una prueba serológica. El tratamiento será más exitoso si se inicia en las primeras fases de la enfermedad.


La leishmaniosis canina se puede tratar, pero no curar. El tratamiento solamente suprime los síntomas y no impedirá que tu perro tenga una recaída posterior.

Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Hasta el final de la vida del perro, periódicamente los síntomas pueden volver a aparecer y se tiene que repetir el tratamiento.

Los fármacos utilizados para el tratamiento son compuestos antimoniales. Se aplican mediante inyección y el tratamiento puede durar varias semanas. Algunos veterinarios también recetan alopurinol por vía oral. Son medicamentos caros.

¿Cuál es la posibilidad de recaida? Muy variable y difícil de cuantificar. Dependerá de la calidad de vida del perro, de posibles reinfecciones por otros flebotomos, del control veterinario que se practique etc.

Pero ten una cosa en cuenta... Cuanto antes se diagnostica la enfermedad mejor se puede controlar.


"La única protección para tu perro es la prevención"

Cómo entenderás la mejor opción para proteger tu perro es la prevención. Todavía no existen vacunas que protegen frente la leishmaniosis. Hoy en día la mayor eficacia consigues con repelentes. El producto más utilizado y más probado es un collar llamado Scalibor.